En el informe del Índice Global de Competitividad 2018, Guatemala ocupa la posición 96 de 140 países analizados.

Instituciones

Engloba temas de seguridad, derechos de propiedad, capital social, controles y balances, transparencia, ética, desempeño del sector público y gobierno corporativo.

Este marco tiene relevancia ya que al establecer restricciones, tanto legales (leyes y mecanismos de aplicación) como informales (normas de comportamiento), las instituciones determinan el contexto en el cual los individuos se organizan, así como la forma en que desempeñan su actividad económica.

Las instituciones de alta calidad fomentan la productividad económica reduciendo riesgos e incertidumbre para el sector privado.

Fuente: WEF (2018)

Infraestructura

Engloba temas de la calidad y extensión de la infraestructura de transporte (carretera, ferrocarril, agua y aire) y la infraestructura de servicios públicos.

Una red de infraestructura de cobertura expansiva y moderna estimula el crecimiento económico sostenible, reduciendo los costos de transporte y transacción, facilitando el movimiento de bienes y personas, la transferencia de información dentro de un país y entre países. Así como, garantizando el acceso a la energía y al agua.

Fuente: WEF (2018)

Adopción de TICs

Este pilar comprende la difusión de las tecnologías específicas de la información y la comunicación TICs.

Las TICs son de relevancia para el incremento de la competitividad debido a que reducen los costos de transacción y aceleran el intercambio de información e ideas, mejorando la eficiencia y generando innovación.

Fuente: WEF (2018)

Estabilidad macroeconómica

Este pilar evalúa los temas del nivel de inflación y la sostenibilidad de la política fiscal.

El crecimiento sostenible de los indicadores macroeconómicos, con un énfasis en la inflación, estimula un ambiente empresarial estable.

Fuente: WEF (2018)

Mercado de Productos

Este pilar evalúa la extensión del poder de mercado, la apertura a las empresas extranjeras y el grado de distorsiones del mercado.

En la medida en que un país proporciona un campo de juego parejo para que las empresas participen en sus mercados, esta fomenta el crecimiento, incentiva a las empresas a innovar, actualizar sus productos, servicios y organización, y a su vez, suministrar los mejores productos posibles al precio más justo.

Fuente: WEF (2018)

Mercado laboral

Este pilar abarca la “flexibilidad”, es decir, la medida en que se pueden reorganizar y aprovechar los recursos humanos.

Un mercado laboral eficiente fomenta la productividad y estimula la acumulación de capital humano. Al combinar la flexibilidad con la protección de los derechos básicos de los trabajadores, los mercados laborales que funcionan bien permiten a los países ser más resistentes a los choques y reasignar la producción a los segmentos emergentes, incentivar a los trabajadores a asumir riesgos, atraer y retener talento.

Fuente: WEF (2018)

Sistema financiero

Capta los temas de la profundidad del mercado financiero, la disponibilidad de crédito, capital, deuda y seguros, así como la estabilidad,  la mitigación de riesgos excesivos y el comportamiento oportunista del sistema.

 Un sector financiero desarrollado fomenta la productividad principalmente de tres formas:

  1. Unificando ahorros en inversiones productivas.
  2. Mejorando la asignación de capital a las inversiones más prometedoras a través del monitoreo de los prestatarios, reduciendo las asimetrías de información.
  3. Proporcionando un sistema de pago eficiente.

Fuente: WEF (2018)

Tamaño del mercado

Este pilar capta los temas del tamaño de los mercados nacionales y extranjeros a los que tienen acceso las empresas de un país. Se calcula mediante la suma del valor del consumo, la inversión y las exportaciones.

El crecimiento sostenible de los mercados fomentan economías de escala por medio de altos niveles de innovación y productividad. Además, crean externalidades positivas, ya que la acumulación de capital humano y la transmisión de conocimiento aumentan los rendimientos incorporados en la creación de tecnología o conocimiento.

Fuente: WEF (2018)

Salud

Este pilar capta los temas de esperanza de vida ajustada a la salud.

Esto es relevante dado que, las personas más sanas tienen mejores capacidades físicas y mentales, son más productivas y creativas, por ende, tienden a invertir más en educación.

Fuente: WEF (2018)

Habilidades

Engloba temas relacionados a las habilidades de la fuerza laboral, así como la cantidad y calidad de la educación, incluyendo: el desarrollo de la alfabetización digital, las habilidades interpersonales y la capacidad de pensar de manera crítica y creativa.

Una educación de calidad vinculada a habilidades técnicas y profesionales incrementa la reserva de capital humano de la fuerza laboral. Las poblaciones altamente educadas son más productivas porque poseen una mayor capacidad colectiva para realizar tareas, transferir conocimientos rápidamente, y crear nuevos conocimientos y aplicaciones.

Fuente: WEF (2018)

Dinamismo empresarial

Evalúa la capacidad del sector privado para generar y adoptar nuevas tecnologías. Así como, los nuevos modelos de negocios y las reglas administrativas que permiten a las empresas ingresar y salir del mercado con facilidad.

Esto es relevante dado que, un sector privado ágil y dinámico aumenta la productividad al tomar riesgos comerciales, probar nuevas ideas y crear productos y servicios innovadores.

Los sistemas económicos exitosos son resistentes a los choques tecnológicos y pueden reinventarse constantemente a sí mismos.

Fuente: WEF (2018)

Capacidad de innovación

Se refiere a la cantidad y calidad de la investigación y desarrollo formal; la medida en que el entorno de un país fomenta la colaboración, la conectividad, la creatividad, la diversidad y la confrontación a través de diferentes visiones, y la capacidad de convertir ideas en nuevos bienes y servicios.

Esto es relevante dado que, los países que pueden generar una mayor acumulación de conocimiento y que ofrecen mejores oportunidades de colaboración o interdisciplinarias tienden a tener más capacidad para generar ideas innovadoras y nuevos modelos de negocios, considerados como los motores del crecimiento económico.

Fuente: WEF (2018)

Fuente: Foro Económico Mundial

Comments are closed.